0

Opinión literaria - Maravilloso Desastre

1 de mayo de 2013




Título: Maravilloso Desastre
Autor: Jamie McGuire
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 448
Precio: 19,00€ / ebook: 7,99€
Resumen:
LA CHICA BUENA
Abby Abernathy no bebe, no se mete en líos y trabaja muy duro. Cree que ha enterrado su oscuro pasado, pero cuando llega a la universidad, un rompecorazones conocido por sus ligues de una noche pone en peligro su sueño de una nueva vida.
EL CHICO MALO
Travis Maddox, sexy, musculoso y cubierto de tatuajes, es justamente el tipo de chico que le atrae a Abby, justamente lo que quiere evitar. Dedica sus noches a ganar dinero en un club de lucha itinerante, y sus días a ser el estudiante ejemplar y el seductor más popular del campus. Toda una mezcla explosiva.
¿UN DESASTRE INMINENTE...
Intrigado por el rechazo de Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiéndole una apuesta que trastocará sus mundos y lo cambiará todo.
... O EL INICIO DE ALGO MARAVILLOSO?
En cualquier caso, Travis no tiene la más mínima idea de que ha iniciado un tornado de emociones, obsesiones y juegos que los terminará dañando,… aunque puede que también los una para siempre.
 
Lo que opino es...: después de que mi querido portátil haya colaborado con la causa y medio entrado en vereda (que me ha costado), os traigo la reseña de un libro al que le daban unas críticas un poco malillas y que al final, acabé comprando picada por la curiosidad. Aparte, la portada me llamó la atención, qué le vamos a hacer.

La historia empieza un poco rara, ella, Abby, se cuela en la sociedad secreta de El Círculo, convencida por su mejor amiga America y el novio de esta Shepley. Esta sociedad se dedica a organizar combates clandestinos, ilegal en la universidad a la que asisten. Y mira tu por donde, el malo malote gana la pelea, se ven y termina surgiendo una relación amor/odio.

No me creí mucho la historia en ese primer capítulo, pero a medida que avanza se vuelve adictiva y no puedes soltar el libro ni aunque te lo pidan. Pasan situaciones muy tensas y otras divertidas, en las que Abby lucha contra los sentimientos que Travis le causa, coonvenciendose de que no le conviene porque representa todo aquello que ha dejado atrás.

El malo malote no es tan fiero como lo pintan. Tiene un corazón detras de toda esa fchada de tatuajes y músculos y se preocupa muchísimo de Abby, ayudándola y defendiendola cuando lo requiere la ocasión. ¿La pega?, que acaba pareciendo un títere en manos de la chica, y toda esa personalidad atrayente termina perdiendose entre las páginas. Me esperaba mucho más de este personaje porque al principio pegó fuerte.

Abby sencillamente no la soporté. Caprichosa, indecisa e insegura. Vamos, que me pareció estar leyendo un manga shoujo más que una novela. Le gusta Travis, pero como cree que es malo para su reputación salir con él, empieza a tontear con otro chico que no le hace ni caso hasta que Travis muestra interés en ella. Además, que no me termina de gustar tampoco este secundario. Demasiaso estirado para tratarse de un chico de veinti pocos años. Los únicos que merecen la pena son el amigo gay, Finch y America, ambos locos como cabras y con buenos consejos para Abby que termina poniéndoselos de peineta.

Como ya he puesto arriba, al principio esta novela te engancha. Y mucho. Pero le pasa como a los globos. Estan redonidtos e hinchaditos de aire cuando los inflas, pero a medida que pasa el tiempo, terminan perdiendo aire hasta que se quedan chafados. Pues aquí es igual. La novela empieza muy bien, pero cuando vas avanzando y sobre todo, cuando llegas a la mitad, va perdiendo fuerza y las situaciones acaban pareciendo ridículas.

SPOILERS hubo un par de escenas que se encuadran en ello. Por jemplo, la cara se me quedó de pocker cuando leí una escena en la que estan sentados en el comedor y ella le dice, así como quien no quiere, que le molesta ser el centro de atención, ¿y qué hace Travis? se sube a la mesa y empieza a cantar "I can´t get no satisfaction" de los Rolling Stone. Si, me quedé igual que si hubiese chupado un limón. Otra escena en el mismo lugar. Un compañero del equipo de fútbol le hace a Abby un comentario que a ella no le gusta, Travis se cabrea y ella le dice que le de una lección de educación, ¿y en qué consiste esa lección?, en darle una paliza hasta hacerlo sangrar como un cerdo en una matanza. ¿Perdona?, ¿eso es una "lección de educación"? Eso de añadir una escena de violencia gratutita en un libro juevenil no me parece correcto.
La historia de que Abby es una consumado jugadora de pocker desde los trece años y que eso provocó la mala suerte de su padre en ese juego también me pareció surrealista. Y además, su padre se mete en líos con un mafioso y ella se va a Las Vegas a intentar recolectar ese dinero para pagar su deuda. No me tragué es escena. Y ya para rematar, su final. No se qué me pasa, pero últimamente no encuentro un libro cuyo final me deje satisfecha. Aquí nuestros protagonistas no tienen una mejor idea que casarse en Las Vegas y ella hacerse un tatuaje donde se lee "Señora Maddox" para conmemorar el hecho. Que no, que ese tipo de final me lo puedes poner en otro tipo de novela, pero en esta no pegaba ni con cola. FIN SPOILERS

En conclusión, si lo que buscais es una novela ligera, de esas para pasar el rato porque no tienes nada mejor que hacer, pues esta bien, pero no busqueis un libro donde la historia y los personajes os marquen, porque aquí no lo encontrareis.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Has leído la entrada y vas a darme tu opinión sobre ella? Gracias por comentar! sino, ¿a qué esperas? XD
Todas las opiniones son bienvenidas y hacen que el blog crezca y madure, solo te pido que respetes estas pautas:

-Comenta con educación: te puede o no gustar lo que lees pero da tu opinión desde el respeto, todos lo agradeceremos.

-No Spam: por favor, evitad dejar comentarios solo para decirme que os siga, comentad acorde al tema de la entrada. Para seguiros os he dejado los botones de las redes sociales y el correo del blog, ¡usadlos!

Gracias por leerme ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...